Cómo preparar Leches Vegetales

Cómo preparar Leches Vegetales

Ver entradas
Cómo preparar Leches Vegetales

Cómo preparar Leches Vegetales

Calle de la Princesa, 1, 28008 Madrid. Sala Arena. Ver mapa


Venta online cerrada.

Para más información pregunta al organizador del evento.

Los datos del organizador están en el apartado "Organizado por".

Descripción

Las vegetales son una alternativa ideal a la leche animal. Estas son muy fáciles de preparar y se pueden hacer a partir de una gran variedad de frutos secos como: almendras, avellanas, soja, anacardos, arroz, alpiste, etc. Desde hace unos años se viene consumiendo mucha más cantidad de leche de ecológica que antiguamente, algo que se puede explicar por varios motivos. Por eso, nosotros siempre recomendamos preparar leche de almendras casera, ya que de esta forma nos estaremos asegurando de controlar al máximo la procedencia de cada uno de los ingredientes que usemos.

A continuación, os vamos a enseñar los conceptos básicos de las leches vegetales y cómo prepararlas en casa. Para ello vas a necesitar una batidora y un filtro o tela para tamizar y poder extraer así la leche de los frutos secos.

El primero se encuentra en la concienciación de la sociedad en que la leche de vaca contiene ciertos compuestos que no son beneficiosos para el cuerpo humano, de ahí que son cada vez más los casos de personas intolerantes a la lactosa o que no les sienta adecuadamente.

La siguiente razón es que este tipo de leche tiene muchas más propiedades beneficiosas, con menos calorías y más saludable para el tránsito intestinal. Si quieres saber más sobre la leche de almendras ecológica, sigue leyendo.

¿Qué es la leche de almendras?

A diferencia de la leche de vaca o la leche de soja, la bebida de almendras no contiene colesterol, por lo que es ideal para la gente que quiere cuidar su peso y adelgazar. Se trata de una alternativa muy completa a las tradicionales leches de origen animal como pueden ser la de vaca o de cabra.

Su consumo entre vegetarianos, veganos y el público en general ha crecido muchísimo en los últimos años, a causa de que se trata de una bebida con grandes beneficios para nuestra salud y que a la vez es muy fácil de preparar.

Cómo hacer leche de almendras

La leche de almendras es la alternativa más ecológica de todas. A nivel nutricional, sus beneficios son incontables, sobre todo porque nos aporta gran cantidad de minerales y vitaminas, sin tener que depender de un producto de origen animal.

Beneficios de la leche de almendras

Este tipo de leche es fundamental para personas que presenten alergias a la lactosa, e incluso, para pacientes con problemas digestivos. Si presentas este tipo de alergia, entonces esta bebida se convertirá en la alternativa ideal para tomar con el desayuno o a media tarde.

No sólo representa una oportunidad magnífica para las personas con intolerancia a la lactosa, si no que además se trata de un fruto seco rico en muchísimos nutrientes

La leche de almendras ecológica proviene de una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente, evitando que se elabore por procesos químicos que no hacen otra cosa que mermar los beneficios naturales que ya de por si tiene este producto. La materia prima de esta bebida son las almendras, las cuales son bien conocidas no solo por su delicioso sabor, sino también por su infinidad de propiedades beneficiosas para el ser humano.

Leche de almendras biológica

Leche de soja, de arroz, de avena, de vaca, de cabra. Existen multitud de tipos de leches diferentes, pero la gran pregunta es: ¿Cuál de ellas es la más saludable para nuestro organismo? Al fin y al cabo, todas ellas presentas multitud de beneficios y desventajas que deberíamos tener en cuenta. De todas formas, lo que nosotros recomendamos es ir combinándolas de manera que obtengamos los mejores beneficios de cada una.

Regula el colesterol con leche de almendras

Este tipo de leche te ayuda a conseguir que tu corazón funcione mejor, la razón es que consigue regular el colesterol que tienes en sangre, eliminando los excesos y limpiando el sistema circulatorio. Esto es un gran beneficio frente a la leche de vaca, puesto que esta última tiene colesterol.

Tal es su capacidad de mejorar nuestra salud, que es utilizado en muchos hospitales para alimentar a los pacientes después de una operación. Como muchos sabrán cuando una persona se opera, a los días siguientes la dieta que debe comer es muy básica, evitando que lo que ingiera pueda repercutir en su estado de salud o que les haga empeorar.

Esta contiene todos los nutrientes necesarios para fortalecer y nutrir el organismo, con el plus de que su digestión es muy rápida, ayudando a aquellos pacientes o personas que tengan problemas de vómitos, diarreas y otros procesos gástricos, ya que mejorará su aparato digestivo.

Política de acceso

Este evento no tiene ninguna restricción para el acceso de menores de edad.

¡Compartir!

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información